Skip to main

El imprescindible para acceder a un cargo gerencial

La Maestría en Gestión de Empresas (MBA) se consolida ante la mayor demanda de las compañías empleadoras.


Desde ingenieros o publicistas a emprendedores y abogados pasando por contadores o médicos. Los estudiantes de Maestría en Administración de Empresas –o MBA, por su sigla en inglés– persiguen un mismo objetivo: formarse como líderes para así aspirar a ocupar cargos ejecutivos, o desarrollar con éxito un emprendimiento propio.

En estas maestrías, cuyos costos oscilan desde los US$ 13 mil –en el caso de la Universidad Católica San Antonio (UCAM)– hasta más US$ 28 mil –en la Escuela de Negocios de la Universidad de Montevideo–, prometen formar a sus estudiantes con las habilidades necesarias para desempeñar altos cargos de gerencia.

El programa de dos años incluye una tesis final y la posibilidad de que los profesionales que cursen también realicen módulos en el exterior.

Aunque a principios de los años de 1990, no había oferta de este tipo de educación en Uruguay, "hoy por hoy el mercado no se imagina un gerente general de una compañía local grande o multinacional que no tenga al menos un nivel del posgrado, y el MBA es la clave", dijo el responsable de Manpower Professional, Gonzalo Colistro. Para este especialista –que lidera el área que recluta mandos medios, gerentes y ejecutivos–, esto se debe a dos razones: por un lado, las empresas cada vez más indican la necesidad de una titulación como esta y, por otro, los candidatos ya llegan con esta formación.

Es por eso que si en 2011 se inscribieron un total de 178 estudiantes de MBA –repartidos entre la ORT, Universidad Católica, la Escuela de Negocios de la Universidad de Montevideo (IEEM), la Universidad de la Empresa (UDE) y la Universidad de la República (Udelar)–, en 2015 esa cifra ascendió a 234 –incluida la UCAM, que en 2014 instaló una filial de su escuela de negocios en Montevideo–.

Pese a que el efecto de este tipo de estudios en Uruguay no está medido, según datos de Journal Education for Business a nivel global, un profesional incrementará 29% sus ingresos al finalizar un MBA y cinco años después el 72%.

Según Colistro, de Manpower, en Uruguay el 60% de las empresas consideran como "muy importante" tener un MBA a la hora de contratar un gerente, y el 40% de ese porcentaje es pedido para gerencia financiera o general, donde tener este título es un requisito excluyente.

En materia de ingresos, en tanto, puestos en multinacionales o grandes empresas, donde este tipo de titulación es esencial, pagan salarios del entorno de los $ 200 mil por mes, mientras que las de tamaño medio que dicen valorar como un diferencial el MBA pagan hasta $ 110 mil, según datos aportados por Colistro.

El único puesto gerencial que nunca pide postulantes recibidos de una Maestría en Gestión de Empresas es el área de recursos humanos, agregó el especialista de Manpower.

Pero las empresas no solo están contratando más titulados en la maestría en gestión de empresas, sino que además los están formando. Todas las universidades consultadas reconocieron que parte de sus estudiantes son enviados por las propias compañías para las que trabajan, las cuales pagan parte o el total del MBA. Según el director académico del IEEM, Pablo Sartor, tres de cada cuatro estudiantes tienen algún grado de esponsoreo por parte de sus empleadores, donde lo estándar es que paguen el 50% de la carrera y a cambio firmen un acuerdo que los comprometa a permanecer en la empresa por un tiempo determinado.

Fuera de la posición de dependientes, el director de MBA de la Universidad ORT, Luis Silva, dijo que cada vez son más los emprendedores que deciden hacer un máster de este tipo, más allá de que siguen siendo minoría en el aula. De hecho, la Universidad ORT ofrece una beca para emprendedores, aunque Silva admitió que este tipo de estudios puede competir con el tiempo que demanda la creación de un negocio propio.

Fuente: EL OBSERVADOR