Skip to main

Intraemprender

Emprender no es sólo crear una empresa, es una forma de encarar la vida independientemente del lugar donde nos toque estar. La cultura emprendedora fomenta el desarrollo profesional de las personas y las ayuda a alcanzar sus objetivos, dentro y fuera de la organización a la que pertenezcan. Eduardo Mangarelli (Director de Tecnología de Microsoft Latinoamérica), Pablo Brenner y Miguel Brechner (Plan Ceibal) opinaron acerca del intra emprendedurismo y su impacto a nivel global.


 El emprendedurismo está comúnmente asociado a la situación del joven empresario que hace una apuesta de recursos y talento para desarrollar su propio proyecto. Sin embargo, también se puede emprender desde adentro de una empresa o institución, es decir, siendo empleado en lugar de dueño o socio. Esto tiene mucho que ver con las aptitudes que definen al espíritu emprendedor. La proactividad, la orientación a resultados, las ganas de innovar y la capacidad de adaptarse a nuevas realidades de forma constante, son valores esenciales para emprender, y al mismo tiempo, son algunas de las competencias que las empresas más solicitan actualmente al momento de contratar a sus nuevos profesionales.

Emprender desde adentro

Las formas de emprender desde una situación de dependencia son variadas. Algunas personas cuentan con un salario fijo dentro de una organización, pero gestionan proyectos determinados, que sienten como propios, y en algunos casos, obtienen un beneficio (económico o de otro tipo) cuando se alcanzan ciertos objetivos.

En su charla durante la MEGA Experiencia Endeavor 2015, Eduardo Mangarelli (Director de Tecnología de Microsoft Latinoamérica) aseguró que hoy en día, cualquier empresa necesita innovar para mantenerse en el mercado, diferenciarse de sus competidores y seguir creciendo. “No importa en qué industria o rubro estemos. Si creemos que estamos en una industria estática, probablemente nos estemos engañando. Muchas compañías grandes, hoy tienen el problema de que no encuentran talento creativo dentro de la organización. Por eso, organizan actividades de innovación al estilo de los Startup Weekends, donde a partir de una idea, surgen proyectos de startups, algunos de los cuales continúan en el futuro. CityBank, Coca-Cola, McDonald’s o Hewlett Packard recurren a estas instancias para invitar a personas que, desde fuera de la compañía, puedan aportar ideas específicas sobre sus líneas de trabajo. Con esto se buscan dos cosas: atraer talento por fuera de la organización e identificar ideas creativas renovadas que no cuenten con los ‘vicios’ propios de pertenecer a una estructura, y puedan generar una diferenciación”.

Para Mangarelli, el intra emprendedurismo puede darse en un producto, un proyecto, en las estrategias para hacer más productivo un proceso o simplemente en la forma de atender mejor a los clientes.

 

Todo empieza por uno mismo

El Director de Tecnología de Microsoft Latinoamérica cree que toda persona antes de lanzarse a emprender dentro de una organización, debe entender a esa organización; cuáles son sus objetivos, variables y áreas de foco. “Debemos tener vocación de crear, de pensar distinto y generar transformación. Intra emprender también implica romper barreras y modificar estructuras, pero para lograrlo es necesario tener un plan. Probablemente, quien lo haga, va a tener que convencer a varias personas de que su idea es beneficiosa para la empresa. Y para ello, es necesario alinear los vectores de la idea personal con los vectores de las prioridades de la compañía, así como desarrollar capacidades de convicción”.

Ejecutar, medir y mostrar

Para demostrar a los responsables de la empresa que una inversión en un nuevo producto o una modificación en los procesos son necesarias, debemos empezar a realizar ciertas mediciones que puedan darle a la propuesta del intra emprendedor una base sólida. “Una vez que presentamos el plan, tenemos que ejecutar y medir el avance y el progreso que nuestra propuesta puede brindar, y cómo alimenta los objetivos y prioridades de la organización. En pocas palabras, debemos mostrar resultados”.

Emprender siendo dueño o empleado

Una creencia es que para intra emprender, es necesario trabajar dentro de grandes compañías como Microsoft o Google, sin embargo la experiencia prueba que se puede emprender desde cualquier lugar. Para Pablo Brenner (Director de Globant), cuando se trabaja dentro de una empresa, independientemente de si el profesional es dueño o empleado, siempre puede encontrar procesos para mejorar e iniciativas que no tuvieron un buen resultado inicialmente, pero pueden transformarse en algo mejor. “Al momento de tomar acción para modificar estos aspectos nunca me detuve a pensar si era o no mi empresa. Y la verdad es que con el tiempo, este tipo de actitudes tienen un beneficio para el intra emprendedor, que aprende, avanza en la compañía, se contacta con otras personas y se genera oportunidades que si sólo hiciera lo que le pagan para hacer, no tendría”.

El dinero no es el factor principal

Miguel Brechner (Director del Plan Ceibal) cree que el emprendedurismo es un conjunto de actitudes que las personas llevan consigo.

“Al menos, en mi caso, lo que me motiva son las ideas; copiar ideas, innovando un 5% o 10%, o a veces, tener ideas más originales y encontrar la manera de que funcionen. Cuando Steve Jobs o Bill Gates empezaron con sus proyectos no lo hacían porque imaginaban que se iban a hacer millonarios, sino que valoraban la idea que había detrás”.

Para Brenner, una de las motivaciones más importantes para un emprendedor no tiene que ver con lo económico sino con demostrarle al resto su capacidad y lograr un impacto importante en su área. “Si el incentivo fuera sólo el dinero, existen maneras mucho menos trabajosas de hacerlo que emprender”.

La reingeniería de la vida

Al proceso de querer cambiar de rumbo, una vez cada tanto, Brechner lo denomina “la reingeniería de la vida” y lo asocia fuertemente con el carácter emprendedor. El Director del Plan Ceibal está de acuerdo con Mangarelli en que deben existir ciertos procesos para emprender desde una organización. Sin embargo, agrega que muchas de estas actividades salen del alma. “No tenemos todo tan racionalmente analizado y estudiado. En estos procesos, es esencial saber cuáles son los objetivos y tener capacidades de liderazgo. Si el emprendedor no tiene un rumbo claro, la gente se confunde; y si no tiene liderazgo, el vaso medio lleno se transforma en vaso medio vacío”.

Ir paso a paso

“Al momento de emprender desde adentro es necesario hacer baby steps o quick wins” asegura Brenner.

“Eso es algo que pasa mucho en el emprendedurismo. A veces soñamos muy grande y estamos todo el tiempo pensando en lo que va a pasar dentro de mucho tiempo, y en el día a día, no pasa nada.”

 

Fuente: PROUniversitarios