Skip to main

Desafíos tecnológicos para los negocios del futuro

Nicolás Jodal, de GeneXus, aportó su visión sobre la búsqueda del talento personal, la disciplina para desarrollarlo y la innovación para seguir avanzando.


 

“Talento: si hay una cosa clara es que está muy desigualmente distribuido. La forma más clara de verlo es si comparo mi talento para jugar al fútbol con el de Luis Suárez”, comenzó diciendo Nicolás.

“La diferencia es monstruosa. En contraposición de esa idea, creo que todos de alguna manera tenemos algún talento. Luis Suárez tiene mucho más talento que yo para jugar al fútbol pero yo tengo muchísimo más talento que Luis Suárez para programar.”

Buscando el talento

“Así que yo creo que si hay una tarea que tenemos que hacer todos en la vida es descubrir cuál es ese talento”, continuó. “Esta es una tarea que lleva tiempo porque es muy difícil saberlo a priori, pero una forma muy clara de descubrir cuál es ese talento es si tenemos pasión. Todos aquellos que tengan una pasión tienen una enorme suerte.”

Pero, ¿qué pasa con la gente que todavía no tiene esa pasión? Lo peor que se puede hacer en este tipo de cosas es tratar de forzarlas, según Jodal. Hay muchas cosas en la vida que no se pueden descubrir: aparecen solas. “Así que para los que tienen la enorme suerte de tener una pasión, síganla. Y los que no tienen esa suerte, no desesperen. En un momento de la vida algo va a hacer clic y van a encontrar cuál es su talento.”

El software como bandera

Nicolás trazó un paralelismo entre la invasión del petróleo, a lo largo del siglo XX, y la invasión del software que se viene dando en el siglo XXI. Es un cambio sustancial en todas las áreas y en todas las industrias. Cada vez se necesita más software y gente complementaria alrededor de otras áreas para poder construir ese software.

Por ejemplo, para un sistema para bancos, la mayor parte de esa gente no son programadores sino contadores y economistas. “No es solo para los ingenieros de software. Es un mundo nuevo donde la formación es esencial”, expresó.

Su perspectiva es alentadora: “Si conseguimos tener una buena formación estamos en igual línea de competencia que cualquier persona del mundo. Un ingeniero de software de Uruguay está en la misma línea de partida que cualquier otro ingeniero de software de cualquier país. En cada una de las universidades que se enseña software formamos ingenieros de primer nivel mundial.”

“La innovación está en el centro del software. Uno puede fabricar un modelo de auto durante mucho tiempo sin ningún problema, pero no puede fabricar un software durante mucho tiempo igual”, acotó Jodal. Necesariamente tiene que construirse una nueva versión que mejore la anterior.

En su opinión, el principal competidor de GeneXus es la versión anterior de GeneXus. “Este año se nos tienen que haber ocurrido ideas mejores que las del año pasado. Ese es el negocio del software y el mundo donde van a vivir. Van a tener una necesidad constante de que todos los años se les ocurran mejores ideas de las que se les ocurrieron el año anterior” apuntó.

El mundo hoy

“Si hubieran nacido 100 o 200 años atrás, no importaba cuál era su talento. Iban a seguir un solo camino y si no les gustaba, no había opción. El mundo que se abre hoy es maravilloso. Van a poder desarrollar su talento y ponerse en la línea para correr los 100 metros llanos en cualquier otro lugar del mundo”, dijo Nicolás a los presentes.

Lo malo -según él- es que todas las otras personas del mundo también están en esa línea, por eso es fundamental no solo estar allí sino tener disciplina. “Si no hay disciplina no sirve de nada que se encuentre el talento, y ahí en vez de estar en la línea de largada van a estar 20 metros atrás y nunca van a llegar a nada.”

“Todo es una oportunidad, el problema es que las primeras oportunidades que se les van a ocurrir son oportunidades que no vale la pena perseguir. Expongan ese talento a problemas difíciles. La forma de encontrarlos es estudiando y buscando gente que esté con problemas difíciles”, recomendó Jodal.

Mirá aquí todas las charlas del Smart Talent Day.