Skip to main

#DesafíoTalento

Ana Peluffo, Diego Sastre, Amanda García y Gabriel Mazza -miembros de cuatro destacadas empresas- aportaron sus consejos a la hora de armar un CV y presentarse a una entrevista laboral.


 

Ana Peluffo, que trabaja en BASF, sostiene que las entrevistas de trabajo son siempre una situación nueva, pero tienen algunas fórmulas. La primera es ir por el camino del medio: ni tanta formalidad ni tanta informalidad. Es bueno apegarse a algunas formas que sabemos que nunca van a desentonar.

“Quienes entrevistan en el ámbito laboral no siempre son personas de recursos humanos; están los dueños de las empresas, líderes de los equipos. Ayuda mucho hacer una buena lectura de la página web de la empresa, entender a qué empresa me estoy presentando. Desde cómo una empresa se presenta en su página uno entiende cuán formal o informal puede ser, qué tipo de perfiles les pueden resultar más interesantes”, expresó Peluffo.

“Hay cosas que van sumando, sobre todo cuando uno es joven y no tiene una vasta experiencia”, prosiguió: “los voluntariados, los servicios, los deportes también hablan de un perfil. Sin ponerlo en detalle, es bueno dejar entrever esto.”

Según ella, una entrevista de trabajo no es una situación de vida o muerte, sino que hay que entenderla como una instancia en la que nos puede salir la mejor versión de nosotros o una a mejorar. “Lo que no se salva es cuando uno no es honesto, no es sincero. Uno ahí empieza a descubrir cuánto hay de la persona, más allá de si no tiene experiencia o estaba nervioso. Si uno descubre una persona honesta, con ganas, interesada, con energía, seguramente va a encontrar puertas abiertas”, aclaró Ana.

Diego Sastre, de Pyxis, recomienda presentarse cuando lo que se ofrece es algo para lo cual se está capacitado, interesa y si es posible apasiona. “Soy empresario y me gusta hacer la primera entrevista de quien se presenta a trabajar en la empresa. Me gusta encontrar a alguien que viene porque le apasiona lo que pedimos y no solo a ver qué pasa”, señaló.

Defiende que el currículum tiene que ser concreto y dar la información relevante, porque buscan cada vez más las habilidades blandas en la gente. “Parte de eso se conoce a través de las otras cosas que hace la persona y cada vez nos preocupan más los 360 grados de la persona, no solo lo que va a hacer en las ocho horas que va a estar con nosotros. Creo que el currículum tiene que transmitir eso, pero como todo, tiene que haber un equilibrio”, expresó Sastre.

“También es responsabilidad de la empresa que entrevista entender el perfil de la gente que recibe”, puntualizó. “Nosotros recibimos mucha gente muy joven, estudiantes de ingeniería, carreras que forman a las personas de determinada manera y por ahí en su primera entrevista laboral o su primera experiencia no están preparadas para eso. También es responsabilidad nuestra entender esa gente y colaborar, porque atrás de eso generalmente hay grandes valores, lo que pasa es que también hay que ayudarlos a que se desarrollen.”

Mega Pharma es una empresa que ha crecido mucho dentro de los servicios globales. Amanda García, que trabaja en ella, utiliza como su frase de cabecera que no hay un único currículum de uno, sino que hay que ver a dónde se está postulando y generar varios, para poder resaltar lo que uno quiere y conseguir los puestos.

“Hay que pensar antes a dónde te vas a postular y no estar volanteando los currículums”, sentenció Amanda. Además, agrega que es importante investigar a dónde uno se está postulando antes de ir a la entrevista. “Es muy probable que te pregunten qué conocés de la empresa. El hecho de no saber de la empresa lo deja a uno medio en offside”, afirmó.

No recomienda mentir, ya que es una pérdida de tiempo tanto para la persona como para la empresa. “La relación laboral se basa en la confianza. Hablar mal de su empleo anterior no habla bien de la persona” ilustró.

Es importante que esté el factor sorpresa en la entrevista. “No me sirve un CV de 18 hojas; hoy las empresas empiezan a cruzar información en las diferentes redes sociales. Hay que empezar a cuidar esos aspectos a nivel general, porque empezamos a mirar un poco más allá del currículum”, cerró García.

Por su parte Gabriel Mazza, miembro de República AFAP, tocó un tema que hoy en día está bastante en discusión: si el currículum lleva o no foto. “Si se pide que vaya con foto, que lo haga”, afirmó. “Y si decidimos poner una foto que no sea una selfie en el boliche. Formas de hacer un currículum hay un montón. Hay que ser conciso, claro, específico”, resumió.

Al estar el acceso a la información al alcance de la mano, puede ser un motivo para quedar fuera del proceso de selección no saber a qué se dedica la empresa o saber muy poquito. “Prepararse para la entrevista es fundamental. Parece una obviedad pero siempre nos pasa. Antes de hacer el CV, visualizar si a la empresa a la que nos vamos a presentar ese dato le puede interesar. Por ejemplo experiencia o estudios o lo que pueda ser útil para su desarrollo en el trabajo”, sostuvo Mazza.

En su opinión, debemos tomar la búsqueda de empleo como un trabajo en sí y ser constantes. “Nos vamos a frustrar mucho porque vamos a mandar pila de currículums y nos van a llamar de algún lugar con suerte”, aseguró. “Esto es a ensayo y error. De repente las primeras entrevistas van a ser un poco flojas, pero es a partir de la experiencia que vamos a ir adquiriendo herramientas para desenvolvernos mejor en el futuro.”

Mirá aquí todas las charlas del Smart Talent Day.