¿Cómo encontrar tu pasión?

Tu pasión es la razón por la que despertás cada día; sólo pensar en ella te puede hacer quedar despierto hasta tarde. Pero no todos saben exactamente cuál es su pasión. No te preocupes, sea que busques tu pasión para elegir tu carrera universitaria, o si estás en busca de un nuevo hobby o actividad, hay varias cosas que podés hacer para encontrar tu pasión.


Lluvia de ideas

1) Pensá en las cosas que te encanta hacer.

Para encontrar tu pasión, primero debés prestar atención a tu vida y descubrir si ya hay algo en ella que te encante, no simplemente que lo hagas con cierta frecuencia. Descubrir qué cosas te encantan y canalizarlo de una forma productiva puede ayudarte a conectar con lo que sucede en tu corazón. Acá tenés algunas cosas que preguntarte cuando pienses en las cosas que realmente te gustan hacer:

¿Cuáles son mis metas?

¿Si pudiera hacer algo por el resto de mi vida, qué sería eso?

¿Qué es eso que me encanta hacer?

¿Qué haría aun si no fuera a cambio de dinero?

¿Qué me hace sentir que nada más existe?

¿Qué actividad me hace sentir en mi medio?

2) Pensá en lo que siempre soñaste hacer.

Esto es diferente de la lista de las cosas que te hacen feliz. En este caso, tenés que escribir todas las cosas con las que soñaste, pero no hiciste por falta de tiempo, dinero, porque te atemorizaba o porque no les veías la finalidad. Acá tenés algunas preguntas que hacerte a medida que pensés en las cosas que soñaste alguna vez hacer:

¿Qué es eso con lo que siempre soñé pero nunca hice?

¿Qué quería ser al crecer cuando era chico?

¿Tuve alguna vez un sueño que abandoné por poco práctico?

¿Hay algo que no me animé a probar porque me saca de mi zona de comodidad?

¿Hay algo que desee hacer pero no hago por miedos relacionados con el dinero o su costo?

3) Creá un plan de acción.

Una vez que hayas respondido estas preguntas seguramente tendrás una mejor idea del tipo de cosas que ya te interesan y siempre quisiste probar. Ahora que tenés un poco más de información podés crear un plan para descubrir cuál es tu pasión. Acá tenés algunas cosas que podés decidir hacer:

Ponete como objetivo probar al menos cinco de las cosas que anotaste en tu lista. Escribilas en tu calendario. Hacé un plan para realmente hacer estas cosas tan pronto como puedas, incluso si eso significa dentro del próximo año, si es una actividad compleja, como viajar a otro país.

Utilizá tus intereses a tu favor

1) Transformá un hobby en una pasión de tiempo completo.

Si ya hay algo en tu vida que te llene de energía, alegría y valor, entonces probá esa actividad como una actividad de tiempo completo. Aunque puede asustarte un poco hacer un cambio de vida grande, si ya sabés qué cosas te gustan, entonces dedicale tiempo para saber si alguna de ellas es tu pasión.

2) Reavivá una pasión que tenías de chico.

Podés sentir que tu vida llegó a un nivel de rutina y de adormecimiento como para no pensar en tus sueños y las cosas que te apasionan, pero debe haber habido un momento de tu vida en el que tuviste un sueño real de perseguir algo emocionante. Pensá en tu niñez y las cosas en las que pensabas cuando eras un chico o un adolescente. Fijate si podés encontrar una forma de transformar estos sueños en tu pasión.

3) Combiná tus talentos.

Tal vez tenés más de un talento, como habilidad para hacer pruebas con una patineta, y además te gusta escribir. ¿Podés imaginarte escribiendo acerca de trucos para andar mejor en patineta o escribiendo sobre otros skaters famosos? Acá tenés algunas formas de combinar tus talentos:

Quizás te encanta escribir poesía y también la danza interpretativa. ¿Te imaginás interpretando alguno de tus poemas o escribiendo acerca de lo que te hace sentir la danza? Si sos un escritor talentoso, aprovechá al máximo tus habilidades. Si te encanta algo, crear un blog o un sitio web te va a ayudar a compartir tu pasión con otros.

4) Hacé las cosas con las que siempre soñaste.

No importa lo peligroso o poco funcional que parezca, esforzate para hacer tu sueño realidad. Es más probable que haber tenido el coraje de hacer las cosas con las que soñaste encenderá la chispa dentro tuyo.

Probá cosas nuevas

1) Practicá un nuevo deporte.

Tal vez no lo sepas, pero tu pasión puede ser andar en bicicleta en la montaña o los dardos. Aunque pensés que simplemente disfrutás de salir a hacer ejercicio de tanto en tanto, nunca vas a saber cuál es tu pasión hasta que lo pruebes. Un nuevo deporte reactivará tu adrenalina, te va a hacer sentir más emocionado en relación al mundo y además es una interesante forma de hacer ejercicio. Si descubrís que determinado deporte te encanta, entonces podés volverte profesor, entrenador o conectar con otras personas que en otras partes del mundo también lo practiquen.

2) Explorá tu lado artístico.

Podés tener un lado artístico maravilloso y ni siquiera saberlo. Para explorarlo, probá con pintar, escribir, actuar, cantar, diseñar ropa, o muchas otras actividades.

3) Elegí un nuevo hobby.

Son muchos los hobbies que no exigen dotes artísticas o atléticas y aún así pueden transformarse en tu pasión. Sea que desees ser coleccionista de monedas o empezar a estudiar otro idioma, cualquier hobby que hagas puede transformarse en tu pasión.

4) Salí de tu zona de confort.

Si estás teniendo problemas para descubrir tu pasión, puede ser porque estás tan acostumbrado a hacer siempre lo mismo de siempre que no te animás a probar nada nuevo. Si realmente querés encontrar tu pasión, tenés que salir de esa zona de comodidad.

 

Fuente: www.provocacion.com.ar