Skip to main

"En orientación vocacional la palabra 'fracaso' no existe"

La experta en orientación vocacional Mirta Gavilán contó a Smart Talent qué aspectos deben considerarse al momento de elegir una carrera o proyecto.


La Dra. Mirta Gavilán es catedrática de Orientación Vocacional de la Universidad de La Plata*. Visitó Montevideo para participar en las III Jornadas de Orientación Educativa y Vocacional apoyadas por Smart Talent, donde conversamos con ella sobre su especialidad.

Elegir una carrera

Gavilán sostuvo que la orientación tiene que ver con la posibilidad de elaborar proyectos, que pueden ser laborales, personales, educativos, sociales, entre otros. Afirmó que los jóvenes, en su gran mayoría, eligen primero lo que más les gusta. Luego están los padres, amigos, medios de comunicación, que también influyen. A su vez, existen aquellos que valoran el factor económico y el status.

“La elección es un camino, un proceso. También tiene que ver con el estilo de vida, porque si no te gusta salir corriendo a las cinco de la mañana no vas a elegir ser médico. Hay que pensar en eso a la hora de elegir y no elegir y luego pensarlo”, dijo Gavilán.

Explicó que es fundamental acompañar a los jóvenes en todo momento. “Hay algunos que se plantean su orientación dentro del último año escolar, pero otros lo hacen cuando llegan del viaje de fin de cursos, y eso para nosotros es un problema”.

El rol del orientador

La experta afirmó que el rol del orientador es como el de un acompañante, que se materializa en entrevistas. El proceso específico de orientación –que puede ser grupal o individual– se compone de unos ocho o diez encuentros.

“Lo más importante es el recorrido que hace el sujeto desde esa interacción, y qué aspectos se van logrando hasta pasar a la etapa de la información, que a su vez tiene otras etapas. Si toman la guía del estudiante y al mismo tiempo buscan en internet es imposible, los sobrepasa. Se debe ir pensando poco a poco”.

“La palabra ‘fracaso’ para nosotros no existe, aunque sea un miedo real, un estigma. La tomamos como una nueva situación de aprendizaje, porque es más importante que alguien se dé cuenta al tiempo de que eligió la carrera equivocada y haga un nuevo recorrido que recibirse y darse cuenta de que no era lo que quería”.

Orientación para adultos

Gavilán sostuvo que los nuevos programas de orientación van mucho más allá del sistema educativo formal. “Tenemos programas para adultos, para mujeres de mediana edad, para poblaciones vulnerables. Se ha diversificado la demanda, aunque la amplia mayoría sigue siendo aplicada a los chicos en el último año escolar”.

“La orientación para mujeres surgió porque había varias madres de chicos que terminaban la educación media y sentían lo que se llama el ‘nido vacío’, su ausencia. En un momento nos dimos cuenta de que necesitaban más orientación ellas que los hijos, y entonces hicimos ese programa, que abarca mujeres de entre 50 y 65 años”, contó.

Mirta Gavilán es doctora en Psicología, Psicóloga Clínica y Licenciada en Trabajo Social por la Universidad Nacional de La Plata. Especializada en orientación, profesora titular de las cátedras de Psicología Preventiva y Orientación Vocacional, es directora de la carrera de Especialización en Orientación Vocacional, así como escritora de varios libros. También preside la Asociación Iberoamericana de Orientación Educativa y Laboral (AIOEL).