Skip to main

VTS: El primer Contact Center gestionado por personas con discapacidad

Analía y Adrián son dos personas no videntes, por lo cual durante muchos años les fue difícil conseguir empleo. Predicando con el ejemplo, decidieron emprender y crear un call center inclusivo, que brindara oportunidades laborales a personas con discapacidad, mayores de 45 años y población vulnerable. Si bien es muy difícil ser económicamente sustentables, no pierden las ganas de seguir adelante con este maravilloso proyecto.


¿Qué tipo de empresa es VTS?

“VTS Contact Center es una empresa que brinda servicios de call center y soluciones en todo lo que implica la gestión telefónica en las diferentes áreas de telemarketing. Ofrecemos soluciones en atención a clientes, venta telefónica, post venta, gestión de morosos, encuestas, investigaciones de mercado, entre otros”, señala orgullosa Analia Oriani, socia fundadora de VTS, a quien su ceguera no le impidió soñar y liderar este emprendimiento.

¿Cómo surge el compromiso con la inclusión laboral de personas con discapacidad?

Adrián Sánchez, también fundador de VTS, narra con orgullo los inicios del proyecto; “nacimos en el año 2012 y desarrollamos un modelo de negocio innovador e inclusivo ya que nuestro Contact Center es el primer centro de llamadas gestionado por personas con discapacidad en Latinoamérica, ya que emplea a personas con discapacidad y vulnerabilidad social. Ser una persona con baja visión sin duda te impone desafíos muy fuertes a la hora de emprender, sin embargo, siempre confiamos en este proyecto y creemos que tanto esfuerzo, sin duda tendrá su recompensa y veremos crecer a VTS tal como esperamos”.

“El mercado laboral realmente no nos ofrecía oportunidades -debido a nuestra discapacidad- por eso decidimos emprender, como una manera de encontrar una salida laboral y poder aplicar los conocimientos que teníamos, en un sector que requiere de verdaderos especialistas que puedan hacer una gestión profesional del contacto con el cliente”, complementa Analía.

Alta satisfacción con foco social

VTS brinda servicios de calidad y eficacia, y así lo respaldan los altos índices de satisfacción de sus clientes. Sus responsables señalaron: “Nos preocupamos por ser una empresa inclusiva de verdad. Entre nuestros agentes y supervisores incorporamos a otras personas con discapacidad, atendiendo además otros colectivos que también tienen grandes dificultades a la hora de conseguir empleo, por lo cual contratamos varias personas mayores de 50 años, afrodescendientes e incluso dos personas que habían sufrido violencia doméstica y de género, y tenían mucho problema para trabajar. Lo fundamental era que tuvieran verdadera vocación de servicio, pasión por hacer este trabajo y se comprometieran a brindar una maravillosa experiencia en cada uno de los llamados que realizaban o recibían, y la verdad es que lo hemos logrado, y trabajamos cada día para que así continúe”.

“Fomentamos los buenos vínculos y la mejora de la calidad de vida de nuestros colaboradores. No sólo estimulamos la capacitación y profesionalización del servicio, sino que también nos damos espacios para la recreación y el intercambio fuera del ámbito laboral”.

“Nuestro emprendimiento busca solucionar una problemática que refiere a la exclusión y discriminación que existe en nuestro país respecto a la inclusión laboral de personas con discapacidad o mayores de 45 años, entre otros. Esta alarmante situación, tiene consecuencias, económicas y sociales muy fuertes”, aporta Adrián.

La falta de oportunidades laborales, el desconocimiento del potencial de trabajo que tiene este sector de la población, y los prejuicios respecto a su inclusión, hacen imprescindible hacer foco en esta situación y generar soluciones que den respuesta a esta problemática.

“Hoy en día hay mucho desconocimiento aún de todo lo que una persona con discapacidad puede realizar, y creemos que las empresas deben ser promotoras de este nuevo modelo de negocios inclusivos. Es sumamente importante crear conciencia a través del ejemplo; hoy en día solo el 5 % de la población con alguna discapacidad natural o adquirida, tiene trabajo, lo cual es alarmante”, señala Analia.

¿Cómo se financia el emprendimiento?

“El emprendimiento se financia como cualquier empresa mediante el trabajo a empresas públicas y privadas, brindando servicios de calidad y mejora continua. Nuestro call center cuenta con capacidad para 80 puestos de trabajo de los cuales, al momento, solo 22 están ocupados. Esperamos poder continuar creciendo, para poder seguir incluyendo a más personas. Cada vez que sale una nota sobre nosotros, recibimos decenas de curriculums postulándose para trabajar con nosotros, esto nos confirma que estamos en el camino correcto y nos impulsa a seguir buscando alianzas y nuevos clientes. A su vez, Accesa, nos apoya mediante comodato con el local que utilizamos, ellos han sido de gran apoyo en todo el proceso”, comentan los emprendedores.

¿Cuáles son los principales desafíos que enfrentan día a día?

Adrián explica con más detalles este tema; “Sin duda este es uno de los mayores desafíos; ser una empresa sustentable en el mediano y largo plazo. Siempre supimos que así tendría que ser, pero para dos personas no videntes, liderar una empresa, conseguir clientes, gestionar un equipo de colaboradores y ser rentables, se hace doblemente difícil. Afortunadamente en Uruguay hay varias empresas con fuerte orientación de RSE que apostaron por nosotros, pero claro, solo llevamos algunos años, y poder consolidar el proyecto, nos ha llevado más de lo previsto”.

"Actualmente estamos trabajando para Accesa, el call center de Antel en algunas campañas, así como para un servicio de radiotaxi en la gestión de reclamos; y además tenemos un puesto fijo para atender consultas de DGI, vinculadas a la emisión del certificado único; realizamos también campañas de llamadas salientes para OSE, sin embargo, para alcanzar los objetivos trazados, necesitamos crecer mucho más todavía, y consolidar una cartera de clientes y campañas más voluminosas".

“Apostamos a crear un prototipo de negocio inclusivo en todos sus ámbitos, no sólo porque es liderado por personas con discapacidad, sino porque da oportunidades a otras personas con discapacidad o vulnerabilidad social. Queremos ser agentes del cambio y multiplicadores de negocio inclusivo, demostrando con esto la capacidad y potencial de un gran sector de nuestra sociedad que es hoy en día no es tenido en cuenta. Predicar con el ejemplo es una buena forma de mostrar que se puede, por más difícil que sea”, concluyeron los emprendedores.

Más información: www.vtscontactcenter.com

 

Fuente: Gallito