Skip to main

Mi experiencia en Genia


Cuando era niño y adolescente, Nicolás Estrada sentía una predilección especial por las materias del liceo relacionadas con las ciencias biológicas. Empezó la carrera de medicina y luego de cursar 3 años, decidió cambiarse a la Facultad de Ciencias para cursar la Licenciatura en Biología Humana y enfocarse en la genética. “Era una carrera nueva en ese momento y tal es así que fui el primero en recibirme. Fue una muy buena experiencia”.

Actualmente, Nicolás es Gerente de Proyectos en Genia, un laboratorio de biología molecular con presencia en Uruguay, Argentina, Brasil y Paraguay. “Genia fue una muy buena oportunidad para empezar a aplicar lo que había estudiado. Era muy estimulante trabajar aplicando algo que había cursado días atrás”.

De la túnica al Skype

Nicolás entró a Genia como pasante con el objetivo de adquirir los elementos prácticos de la biología molecular. “Después de un tiempo, empecé a trabajar en el laboratorio con los procesos vinculados a los análisis que ofrecemos. Años después, dejé la túnica y los guantes y me encargué de la apertura de nuestra filial en Buenos Aires. Hoy en día soy el responsable del Proyecto Identidad, Paternidad y ADN-Red Nacional.

Este proyecto consiste en desarrollar e instalar el Sistema Nacional de Identificación Genética en Venezuela. Tiene diversos componentes como el diseño arquitectónico de laboratorios, formación de RRHH, desarrollo de dispositivos que permiten auditar la cadena de custodia de evidencias y desarrollo e implementación de un software para bases de datos genéticas, entre otras cosas”.

El día de trabajo de Nicolás varía de acuerdo a la etapa o la situación en la que se encuentre el proyecto, pero básicamente consiste en coordinar los equipos y procesos de elaboración de los entregables. “Me dedico a estar en contacto permanente con la contraparte, principalmente vía mail y videoconferencia, trabajando para que la ejecución se realice en tiempo y forma”.

Trabajando para clientes globales

Nicolás cree que trabajar dentro de la industria de servicios globales es una ayuda importante. “La colaboración de esfuerzos, contactos y facilitadores hacen más probable la concreción de negocios y la creación de oportunidades”.

En cuanto a la incorporación de estándares globales en el trabajo, Nicolás apunta a aprender y entender la idiosincrasia y cultura de la sociedad a la cual pertenece el cliente para intentar minimizar los obstáculos que se presentan. “Me ha servido para tratar de identificar riesgos y tener la flexibilidad y capacidad para intentar resolverlos. Incorporar estándares globales en la gestión de proyectos es muy importante para alcanzar la calidad de los productos o entregables propuestos”.

No hay mejor práctico que la vida real

Rodrigo Durán cursó la carrera de Veterinaria en la UdelaR y actualmente trabaja como Técnico de Laboratorio Agropecuario en Genia.

“Si bien cuando decidí entrar en facultad quería trabajar en algo más tecnológico que el trabajo de campo –lo que incluía ser embriólogo o algo por el estilo– terminé trabajando en un laboratorio de análisis de ADN casi sin querer y eso me llevo a trabajar en el área de sanidad animal, materia dentro de la veterinaria que cada día me gusta más. Dentro de la empresa estoy encargado de los estudios que se realizan para sanidad animal, desde el contacto con los clientes, el envío de los materiales para los veterinarios, recibir las muestras, el análisis de los resultados y la entrega del informe”.

En cuanto a competencias adquiridas trabajando en el sector Farmacéutica y Salud dentro de la industria de servicios globales, Rodrigo afirma sentirse más fuerte en el relacionamiento con los clientes. “Lo veo con compañeros de facultad que no han tenido todavía una experiencia laboral definida. Se aprende mucho y de todo. No hay mejor práctico que la vida real”.

Podés ver qué es lo que busca Genia aquí.

 

Fuente: PROUniversitarios