Skip to main

Uruguayos crean tecnología para que diabéticos "tomen el control de su enfermedad"

Topsulin es un dispositivo de medición y organización de valores dirigido a diabéticos insulinodependientes.


Según la Asociación de Diabéticos del Uruguay (ADU), 8,2% de los uruguayos es diabético y otro 8% tiene probabilidades de serlo; esto suma unas 534.600 personas. Entre ellas, está Pablo Pirotto, un licenciado en Diseño Industrial egresado de la Universidad ORT, que cuando tenía 13 años de edad fue diagnosticado con diabetes tipo 1 y tuvo que comenzar a inyectarse insulina a partir de ese momento.

Pero Pablo no se quedó solo con el diagnóstico y el tratamiento de su caso, sino que, con el correr del tiempo tomó su propia experiencia para idear un producto de registro de los valores diarios de carbohidratos, glucemia e insulina, dirigido a diabéticos insulinodependientes, llamado Topsulin.

Hoy en día, 15 años después de su diagnóstico, con su socio José Bentancour están próximos a lanzarlo al mercado. "Uno de los grandes pros que tenemos como empresa es conocer de primera mano qué pasa con la diabetes, cuáles son las dolencias diarias y cómo manejarlas", comentó Pablo.

¿Para qué sirve?

La empresa que registró se llama Glucosee (nombre que deriva de "ver tu glucosa") y su producto Topsulin consiste en un dispositivo tecnológico manual de unos 5 cm x 2 cm, con un encoder (un sistema de ruedita) a través del cual se pueden ingresar los valores diarios de glucosa, de la insulina inyectada, de los carbohidratos que se consumen y de la actividad física que se realiza, para que el usuario sea más consciente de estos indicadores y controle mejor la enfermedad.

"Las personas suelen llevar el registro de sus valores en una hoja suelta o una libreta, y eso no les sirve de nada. En cambio, si los datos están ingresados y procesados, tienen más utilidad y se pueden tomar mejores decisiones sobre qué consumir o qué hacer para mejorar la salud", explicó Pirotto a El Observador. "El dispositivo es de registro, no mide ni inyecta insulina", aclaró.

Lo cierto es que Topsulin guarda y ordena hasta 100 valores y, con conexión a bluetooth, muestra toda la data organizada en gráficas y tendencias de la glucosa. La visualización es sencilla y le permite al usuario identificar los efectos que sus actividades diarias (su alimentación, ejercicio, inyecciones de insulina) tienen en sus niveles de glucosa. De esa forma puede hacer correcciones en su estilo de vida. "Si los afectados toman el control de la diabetes, se reducirán los gastos en tratamientos del sector salud y se beneficiará el Estado", señaló el emprendedor.

El aparato alerta, por ejemplo, sobre una eventual hipoglicemia y cómo actuar en esa situación, qué comer en ese momento y evitar riesgos, explicó Pirotto. La información del dispositivo también puede ser compartida con otros usuarios, como familiares o médicos.

Lee la nota completa de El Observador aquí.