Skip to main

¡Aprende a redactar tu hoja de vida correctamente en inglés!

Por Natalia Rojas de Slang

¿Estás pensando en pasar tu hoja de vida a inglés para así postularte a trabajos por fuera de casa? De ser así, la tarea no será tan sencilla como traducir de forma literal toda tu experiencia profesional (professional experience). A continuación te mostramos lo que debes y no debes hacer al momento de escribir tu CV o resume en inglés.


1 - Estructura

El primer concepto sobre el que tendrás que tener claridad es la estructura de tu CV que, de entrada, será tu carta de presentación y la mejor herramienta para enganchar (engage) a tus potenciales empleadores (employers). He aquí algunas claves que te serán de gran ayuda:

  • Extensión: tu resume no debería ser mayor a dos páginas (idealmente, una página).
  • Orden: luego de redactar tus datos personales, es momento de incluir tus objetivos profesionales (career objectives) o, en su defecto, un breve resumen profesional –que no supere las cinco líneas–. Enseguida podrás colocar toda tu experiencia laboral.
  • Cronología: la recomendación es la de crear un currículum cronológicamente inverso, es decir, primero plasmarás tu última experiencia laboral para terminar con tus primeros estudios.

2 - Normativa

Este punto es de gran importancia, pues las normativas (norms) varían según el país. En el caso de la normativa de EE. UU., esta es bastante rígida en cuanto a que no deberás incluir una fotografía tuya, tu edad (fecha de nacimiento), nacionalidad ni estado civil. ¿La razón? En Estados Unidos rigen fuertes medidas y políticas antidiscriminación. En el caso del Reino Unido, por ejemplo, las normativas son mucho menos estrictas.

3 - Diferencia geográfica

Como verás, son varias las distinciones respecto a los lineamientos (guidelines) que se deben seguir para redactar nuestro currículum en un país o en el otro. Por esto mismo, no debes dejar de lado el hecho de que las profesiones, en sí mismas, poseen distintas denominaciones dependiendo del espacio geográfico en el que desees, por ejemplo, postularte para un puesto.

Tan solo para ponerte un ejemplo, la palabra ‘empresa’ suele traducirse a ‘enterprise’ en el inglés británico, mientras que en el inglés americano es más común usar ‘company’. Además, existe una distinta priorización del contenido de una CV en el Reino Unido en cuanto a que allí las referencias forman parte esencial del proceso de contratación (estadísticamente hasta un 74% de las empresas británicas suelen ponerse en contacto con las personas referidas). Así mismo, el Reino Unido tiende a hacer hincapié (emphasize) en las aficiones personales. En el caso de un CV diseñado bajo los parámetros de EE. UU., la idea es hacerlo de la forma más clara y concisa posible. Por lo mismo se recomienda ser breves en las descripciones, y evitar el uso excesivo de cursivas y de negrita en lo que a la tipografía respecta.

4 - Adaptación

Otro aspecto importante es que al traducir nuestras experticias debemos adaptar nuestra CV al tipo de solicitud, país, empresa o puesto al que estemos aspirando. De este modo, se pretende destacar aquellas habilidades, conocimientos y experiencias que resulten enriquecedoras o ideales para un cargo puntual.

5 - Palabras clave

Las palabras clave te serán de gran ayuda para destacarte ante un reclutador en un proceso de selección (selection process). Principalmente, las palabras clave serán verbos de acción –aquellos que aparecen en medio de frases en las que, por contexto, el sujeto realiza una acción– que pretenden detallar tus contribuciones hechas en empleos anteriores, tu forma de trabajar o de encarar distintas situaciones laborales, entre muchas otras cosas. A continuación te presentamos algunos ejemplos de power words:

  • Communication: “Person with an excellent ability to communicate within a team.”
  • Analyzing: “Able to analyze strategic concepts in depth.”
  • Strategy: “Passionated for the creation of marketing strategies.”
  • Commitment: “Able to commit to projects.”

6 - Errores comunes

  • Uso desmesurado de los verbos de acción o verbos activos.
  • Uso excesivo de oraciones pasivas (se recomienda evitarlas a toda costa). Recuerda que la voz pasiva, a diferencia de la activa, da a entender que el sujeto recibe la acción en lugar de hacerla.

Ej. de voz pasiva: “20% growth was achieved in our department over three years.”

Ej. de voz activa: “My team achieved 20% growth over three years.”

  • Traducción literal de la hoja de vida mediante el uso de traductores automáticos.
  • Uso repetitivo y abusivo del pronombre personal ‘I’.

7 - Recomendaciones

  • Al momento de destacar tus conocimientos frente a ciertas herramientas, se recomienda no utilizar la expresión “user level” y reemplazarla por “good knowledge” o “working knowledge”.
  • Al llenar la sección de idiomas, se sugiere incluir el nivel que se posee (B2, C1, etc.).

8 - Resume Vs. Currículum vitae

Es importante recalcar la diferenciación entre estes dos términos debido a su similitud. Y es que, si bien ambos tipos de documentos tienen por función sintetizar nuestra experiencia laboral y estudios, ¡no son la misma cosa!

Antes que nada, la palabra resume suele utilizarse con mayor frecuencia en EE. UU., mientras que curriculum vitae (CV) es un término más común en los países europeos. Aclarado lo anterior, el resume posee una extensión mucho más corta mientras que el curriculum suele ser más detallado y, por lo mismo, largo.

9 - Equivalencia

Finalmente, no puedes perder de vista (lose sight of) el hecho de que deberás encontrar la equivalencia –en inglés– de los títulos obtenidos a lo largo de tu carrera y estudios. Este último punto variará de país en país, así que ¡es momento de empaparse del tema con la ayuda de Slang!