Skip to main

¿Primera entrevista de trabajo en 20 años? Aquí se explica cómo hacerlo

Muchos de nosotros en la generación del boom tecnológico estamos enfrentando una situación con la que nunca pensamos que estaríamos lidiando: lanzar una segunda carrera cerca de nuestros 50 o 60 años. Sin embargo, eso es exactamente lo que muchos estamos haciendo: romper valientemente viejos currículums y reescribir nuestras historias de vida para poder sincronizarnos con un mundo que ha cambiado radicalmente desde la última vez que "estuvimos en el mercado".


¿Primera entrevista de trabajo en 20 años? Aquí se explica cómo hacerloAlgunas sugerencias para considerar si te diriges a lo que probablemente sean tus primeras entrevistas de trabajo en 10 años o más. No importa a dónde estás aplicando, ya sea para un trabajo en tu industria o si estás tomando una nueva dirección, las entrevistas son entrevistas. Son aterradoras, intimidantes, y tu futuro profesional depende del entrevistador.

Cómo dar tu mejor entrevista de trabajo, incluso si estás oxidado

  • 1 - Apropiarse

Un profesor sabio solía decir que estaba 100% comprometido y entusiasmado con lo que estaba haciendo, pero que estaba 100% desconectado del resultado. Ganes o pierdas, está fuera de tu control. Solo puedes ser la mejor persona que puedes ser. La única forma en que vas a conseguir este trabajo es si te detienes a revelar a esa gran persona.

  • 2 - Muestra lo que representas

Hoy, lamentablemente, la experiencia no es tan valorada como lo era antes. En un mundo que está cambiando tan rápido, con negocios e industrias que se ven alterados fuera de sus parámetros, la experiencia puede no ayudarte a superar un desafío completamente fuera de un nuevo campo. Tienes que ser curioso, adaptable, ingenioso y persistente. En resumen, necesitas ser guiado por valores y cualidades de personalidad. Eso es lo que buscará un reclutador.

  • 3 - No dejes que las percepciones de "contratar a mamá y papá" te definan

Sí, esa es una expresión real en las trastiendas de las empresas y departamentos de millennials. Tu entrevistador probablemente será más joven. No todas las personas más jóvenes que conoces van a ser despectivas, pero debes estar atento a cualquier incomodidad. En lugar de callarte, revela cuán irritante es esto realmente, sé inteligente y estratégico. Muestra (no digas) que no tienes problemas con las personas más jóvenes. Recuerda:

No estás allí para darles una lección.

No estás allí para contarles historias de guerra sobre cómo eran las cosas cuando tenías su edad.

No estás allí para impresionarlos con lo mucho que has aprendido y crecido a lo largo de los años.

Estás allí para servir y apoyar su misión y sus objetivos.

  • 4 - Entrevistarlos

Deberías entrevistarlos tanto como te están entrevistando a ti. No hagas esto desde una posición arrogante. No te recuestes en tu silla, cruces los brazos, frunzas el ceño ni saques tu lista de preguntas para poder tomar el control de la entrevista. Sé curioso. Haz tu tarea. Haz preguntas perspicaces para demostrar que no solo comprendes el trabajo, sino que comprendes la empresa y la cultura. Usa tus preguntas como una forma de revelar por qué realmente podrías ser el adecuado para este trabajo. No tengas miedo de entablar una conversación real.

  • 5 - Ser transparente

Ve dispuesto a revelar cosas por las que podrías sentirse un poco incómodo. No te salgas de preguntas como: "¿Por qué dejaste tu última posición?" o "¿Cuánto tiempo has estado buscando trabajo?". Tu incomodidad es una señal segura de que no eres adecuado para el puesto. Dedica tiempo a prepararte para estas preguntas, encuentra respuestas auténticas y demuestra que estás dispuesto a superar los desafíos y aprender de las experiencias pasadas.

  • 6 - No es el trabajo, es el ajuste

Al final del día, tu entrevista tiene aproximadamente un 10% que ver con el currículum y un 90% tiene que ver con el "ajuste". ¿El entrevistador cree que eres alguien con quien todos los demás disfrutarán viniendo a trabajar por la mañana? A medida que las organizaciones y las jerarquías se han emparejado debido a la tecnología, hay más poder en lo que solía considerarse la gerencia media. La contratación y el despido están más impulsados por el equipo que nunca, así que no te sorprendas si se necesita media docena de rondas de entrevistas para atraerlo a todas las partes interesadas con las que podría estar trabajando. Si no te "entienden", si no hay un "clic", ¿realmente quieres trabajar en una empresa que no te entiende y te aprecia por lo que eres?

  • 7 - El seguimiento nunca pasa de moda

Si bien mucho ha cambiado en el proceso de contratación, los fundamentos aún se aplican. Recuerda agradecer a tu entrevistador por correo electrónico inmediatamente después de la entrevista. Y, al igual que en los viejos tiempos, envíales una nota de agradecimiento escrita a mano el mismo día. Puede que no te consiga el trabajo, pero demuestra consideración y su carácter.

Recuerda que si no consigues el trabajo pero has causado una buena impresión, acabas de expandir tu red. Ese joven reclutador puede convertirse en tu mayor admirador nuevo y puede haber enviado tu currículum a un amigo suyo en otra compañía donde haya una oportunidad. Mañana es otro día.

Por: John Tarnoff de Silvernest.com