Skip to main

"Si te lo tomás como un desafío personal, es una muy buena oportunidad para avanzar"

Louis Dreyfus Company (LDC) abrió sus puertas por tercer año consecutivo a los usuarios de www.smarttalent.uy para que conozcan la empresa de la mano de algunos de sus representantes en una charla distendida.


Por: Agustín Bosdandjian

LDC recibió a un grupo de jóvenes interesados en conocer más acerca de esta compañía líder en comercialización y procesamiento de productos agrícolas a nivel global, en el marco del ciclo "Tomá un café" que Smart Talent organiza desde 2016. La visita tuvo lugar el pasado 21 de agosto, en las oficinas de la empresa en el World Trade Center.

El equipo anfitrión estuvo formado por Amparo Errea (gerente de Recursos Humanos) y Rodolfo Mangino (gerente de Administración y Finanzas), junto con María José Herrmann, Leonardo Mangold y Narcy Barrios, quienes se desempeñan en diferentes áreas de la empresa y aprovecharon el encuentro para compartir sus experiencias.

"Si bien las oficinas centrales de la región están en Argentina, desde Uruguay brindamos servicios a todo el grupo gracias a nuestro hub de servicios globales ubicado en World Trade Center Free Zone", explicó Amparo. "Nuestra compañía está organizada matricialmente, al tiempo que se caracteriza por su horizontalidad: todo ello permite movimientos de posiciones entre diferentes sectores e, incluso, entre distintos países", añadió. Esto explica los numerosos casos de colaboradores de LDC que son capacitados o que hacen parte de su carrera en el exterior.

En lo que respecta al hub de servicios en sí, más de 65 personas brindan servicios desde Uruguay a las oficinas de LDC en Estados Unidos, Suiza, Asia, África y países de Latinoamérica.

Leonardo trabaja en el Centro de Servicios Compartidos, desde donde se dan servicios para el mundo. "Si te lo tomás como un desafío personal, es una muy buena oportunidad para aprender del intercambio con equipos de diversos países y culturas, y para avanzar". El de Montevideo es uno de los cuatro centros de este tipo que posee LDC en el mundo.

Entre otras características que distinguen a la empresa, sus representantes destacaron la cercanía e interacción a todo nivel, algo que atribuyen a la horizontalidad previamente mencionada, así como a su cultura misma: "Son los mismos líderes quienes promueven el diálogo constante", explicó Rodolfo. "Para ello, -acotó-, no solo se dan interacciones en encuentros informales, sino que se han implementado diversas iniciativas formales a lo largo de los años que buscan propiciar más y más ese diálogo". Entre estas se destacan programas como Desayunos con el comité, Conociendo más del Negocio y de Nosotros, y una iniciativa recientemente instaurada llamada Hablemos, que insta a hablar con personas de distintas áreas y responsabilidades sobre cualquier tema de interés. "Es sólo cuestión de pedir una reunión y concretar el encuentro", apuntó Mangino.

LDC tiene más de 165 años de experiencia a nivel global. Inició sus actividades en Uruguay en 2002, y a partir de entonces abrió cinco oficinas en todo el país, posee dos plantas de acopio de granos en el interior y tiene alianzas estratégicas con plantas de terceros en todas las áreas agrícolas del Uruguay. La compañía nació en Francia y es una de las cuatro empresas de comercialización de productos agrícolas más grandes del mundo.