Skip to main

Consejos para trabajar desde casa de seis personas que teletrabajan

 
Fecha: 17/03/2020
 

Consejos para teletrabajarEl riesgo de posibles contagios por coronavirus está haciendo que algunas empresas apuesten por el teletrabajo, es decir, que sus empleados realicen sus tareas desde casa. Este modelo de organización está menos implantado en España que en otros países europeos. Según los datos de Eurostat, en Países Bajos el 14% de los empleados trabajan desde casa; en Finlandia lo hace el 13,3%; y en Austria, el 10%, mientras que en España solo teletrabaja el 4,3%, un punto por debajo de la media europea, de un 5,1%. No todos los sectores permiten este modelo organizativo, pero es fácil de implantar en muchos empleos que se basan en presencia en oficinas.

Hemos hablado con varias personas que teletrabajan desde hace años para que aconsejen a aquellos que no suelen trabajar desde casa. Estas son sus recomendaciones.

Martha Molina, 38 años, seis trabajando desde casa. Dirige una empresa de vehículos adaptados. "Imagina que estás en la oficina"

"Tienes que imaginar que estás en una oficina. No paras un momento para tender la lavadora, para sacar los platos del lavavajillas o para correr. Si entras en ese tipo de distracciones, el trabajo no te cunde. Al principio se te hace raro, ya que, al fin y al cabo, estás en tu casa. Pero tienes que ignorar las rutinas normales de casa.

Trabajar desde casa está muy bien para la conciliación familiar. Lo mejor es intentar que tus horarios de trabajo coincidan con los horarios en los que no hay nadie en casa. Con alguien por casa, es fácil perder la concentración. Aunque eso también pasa en una oficina, con gente preguntándote cosas cada dos por tres".

Emilio Sánchez, 40 años, nueve trabajando desde casa. Editor. "No trabajes en pijama"

"Cuando empecé a trabajar desde casa, salía de la cama e iba directo al ordenador. Era una costumbre muy tóxica. Acababa desayunando mientras trabajaba. Es un gran error, hay que crear rutinas de descompresión. Cuando te despiertas, te oxigenas, respetas la sacralidad del café, escuchas la radio y después empiezas a trabajar.

Trabajar en pijama está muy bien, pero también recomiendo evitarlo. Aunque trabajes desde casa, lo mejor es ducharse y vestirse, aunque sea de con ropa cómoda. Si no, poco a poco te vas embruteciendo, pasas tres días sin ver a nadie y caes en una especie de aislamiento que no te hace bien. Es un gradual descenso a las cavernas que hay que evitar. Aunque no lo parezca, solo con los viajes a la oficina te oxigenas, son viajes imperceptibles que te activan la cabeza. Si trabajas desde casa, eso lo pierdes. Al terminar tu jornada, lo mejor es salir a dar un paseo para que no se te apolillen las ideas".

Esther Soto, 38 años, cinco trabajando desde casa. Trabaja para una empresa farmacéutica. "Sé muy claro con tu horario de entrada y de salida"

Esto es más un consejo para la empresa que para el trabajador. Tiene que haber un buen sistema de archivos en red para poder acceder toda la documentación que necesites. La empresa se tiene que encargar de que haya un buen sistema de conexión en red para no perder tiempo. También tiene que estar muy bien definido el sistema de comunicación entre empleados. Nosotros usamos Skype, tanto para las reuniones de dos personas como con más integrantes. Son más eficientes que las reuniones presenciales, en las que terminas perdiendo el tiempo en conversaciones absurdas.

También recomiendo ser muy claro con tu hora de entrada y salida. Como no estás en una oficina, es fácil que otros compañeros no sepan cuándo empiezas y cuándo terminas, así que nunca dejan de ponerse en contacto contigo. Para evitar eso, cierro el ordenador y no llevo instalado el correo del trabajo en mi móvil personal.

También es importante ser realista con tu capacidad y los objetivos que te marque la empresa. Si asumes más de lo que puedes realizar, acabas echando más horas de las que deberías porque no hay nadie que controle cuántas horas has trabajado realmente, así que te ves obligado a terminar tu tarea fuera de tu jornada. Hay que definir muy bien los roles".

Iván Martín, 36 años, diez trabajando desde casa. Desarrollador de aplicaciones para móviles. "Cuando descanses tienes que desconectar de verdad"

"Es importante marcar momentos definidos de descanso. En la oficina siempre hay alguien que te ofrece tomar un café, pero en tu casa estás solo y, cuando te quieres dar cuenta, llevas muchísimas horas del tirón. Otro consejo importante: cuando te tomes esos descansos, tienes que desconectar de verdad. O no paras nunca. Con compañeros de oficina es más sencillo porque puedes hablar de temas que no tengan que ver con el trabajo, pero estando solo se complica. También creo que rindes más trabajando desde casa si te marcas unos horarios muy definidos. El teletrabajo exige mucha autodisciplina".

Dani Gove, 36 años. Humorista gráfico. "Diferencia tu lugar de trabajo"

"Es muy importante diferenciar el espacio en el que trabajas y en el que vives. Durante un tiempo viví en un piso en el que la misma habitación en la que dormía era donde trabajaba. Fue horrible. Llega un momento en el que no sabes separar. Hace que el trabajo te acabe atrapando, nunca terminas de desconectar".

Sara Piñeiro, 31 años, cuatro trabajando desde casa. Traductora. "Evita las distracciones que tienes en casa"

"Lo más importante es la fuerza de voluntad para evitar las distracciones que tienes en casa: la televisión, el teléfono, el timbre... Otra distracción habitual son las redes sociales. También te hacen perder tiempo en la oficina, pero ahí quizá te cortas más que en tu casa. Recomiendo usar dos navegadores en el ordenador, uno en el que tengas las contraseñas de redes sociales y otro en el que no. Y que mientras trabajas solo utilices el que no tiene tus contraseñas de redes".

Fuente: Verne