Skip to main

ATGen: una empresa uruguaya aportando valor a la comunidad

 
Fecha: 01/04/2020
 

Juan Andrés Abin, director científico de ATGen, conversó con Smart Talent sobre la intensa actividad que la empresa está teniendo desde que ingresó el coronavirus al país, cómo fue la implementación del test para detectarlo y qué perspectivas tienen para cuando pase la emergencia sanitaria.


Andrés Abin

Por: Agustín Bosdandjian

¿Cómo y en qué momento surge la idea de desarrollar técnicas de diagnóstico para la emergencia sanitaria generada por el Covid-19?

La idea de poner a punto las metodologías para detectar el virus surge en enero. Con el equipo de la empresa lo conversamos bastante y no lográbamos llegar a un consenso acerca de la inversión a realizar, porque somos una empresa chica y para nosotros ese costo/riesgo era una decisión importante. Finalmente decidimos sobre fines de enero comprar los insumos y asumir el riesgo.

¿Cómo evalúan el talento uruguayo ante estos desafíos? ¿Qué aspectos hacen la diferencia en la experiencia que han tenido?

Uruguay tiene una formación muy buena, en este caso se han visto fortalecidos algunos valores. Por ejemplo el vínculo empresa-academia-gobierno, por más que hay problemas internos, las cosas se van encauzando hacia una cercanía. En términos generales está todo el mundo alineado para solucionar este problema.

Al principio no estaba muy claro si un privado podía ofrecer el test o no, pero nos pareció esencial estar preparados y a la larga el Ministerio de Salud Pública (MSP) nos terminó dando la habilitación. En esos primeros días que estalló la pandemia nos cruzamos con otro grupo de gente que también estaban como locos trabajando, hasta que en un momento nos pusimos a pensar: ¿qué estamos haciendo todos acá un sábado en el LATU? Era la gente de GeneXus que había empezado a desarrollar la app para el coronavirus, estábamos en el mismo edificio trabajando en el mismo tema. Terminamos generando el drive thru, esa especie de "AutoMac" para tomas de muestras de coronavirus.

Otro hecho notable fue cuando se empezó a hablar de que la Udelar y el Institut Pasteur (en donde también trabajo) estaban desarrollando su propio test. Era un grupo de académicos trabajando, y llegamos a la conclusión de ponernos de acuerdo en armar un kit entre ATGen y ellos. Nosotros tenemos un know how largo en desarrollo y producción de reactivos de este tipo, y el equipo Pasteur-Udelar tiene un background de virología que nosotros no. Recientemente nos aprobaron un proyecto de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) para tener en un mes el kit registrado y donar 10.000 determinaciones al MSP.

¿Qué desafíos generales enfrentaron para lograr el kit de diagnóstico?

Principalmente alinear los astros de todos los actores. Cada uno tiene sus intereses, y hay que intentar que nadie se sienta relegado, hacer que todos se sientan involucrados. Es un desafío muy duro porque trabajamos con muchas instituciones. También enfrentamos desafíos económicos, financieros, desde el cómo acopiar insumos para hacer los servicios hasta coordinar la toma de las muestras. La primera semana la mitad del equipo se dedicó a atender el teléfono, hoy ya no estamos pudiendo atenderlos porque explotan. Fue desesperante porque sabemos que no estamos vendiendo algo maravilloso, sino que estamos atendiendo un problema real de salud. Hay que tener disponible el hisopo con el que se toma la muestra, el medio de transporte, el sistema de extracción de ARN y el kit de diagnóstico con el que estamos trabajando. Todos los proveedores fallan sistemáticamente porque a nivel global no hay disponibilidad.

¿Cómo creen que serán los desafíos para el sector en el futuro post emergencia sanitaria?

Para el sector de servicios de diagnóstico, la realidad es que si no estuviéramos en el ojo de la tormenta, hubiéramos ido prácticamente todos a seguro de desempleo. Es una situación rara para nosotros, a pesar de que estamos con un precio muy bajo, quizás nos da para hacer un colchón económico para salvar lo que queda del año, que todo indica que va a ser muy duro para todos. Creo que poco a poco va a volver al punto original, seguramente tengamos un posicionamiento más fuerte que antes a fuerza de haber procesado a la fecha el 50% de las muestras que se analizaron a nivel nacional. En cuanto a la producción de kits es todo un poco prematuro, pero la idea es poder comercializarlos en la región. Está claro que ganarle al coronavirus es cuestión de pocos meses, no creo que esta situación dure mucho más. Después de ahí no sabemos qué va a pasar. Estamos pensando en hacer kits de anticuerpos para detectar inmunidad, es una de las opciones para que la gente sepa si puede circular con normalidad en zonas de alta prevalencia de la enfermedad.