En Uruguay existen prácticamente todos los tipos societarios similares al resto del mundo, siendo posible la constitución de una nueva entidad jurídica así como la instalación de una sucursal de una sociedad extranjera.

En caso de constitución de una nueva entidad jurídica, los tipos societarios comunmente más utilizados son: Sociedades Anónimas (cuyo capital puede ser representado por acciones nominativas o al portador) y Sociedades de Responsabilidad Limitada.

Otros tipos societarios menos utilizados son sociedades colectivas, sociedades en comandita, sociedades de Capital e Industria y sociedades de Hecho. También se puede operar como cooperativas, sucursales extranjeras, consorcios y grupos de interés económico (GIE) y, en caso de emprendimientos individuales, empresas unipersonales. Con excepción de los consorcios y las empresas unipersonales, todos los tipos societarios mencionados y los GIE deben contar con personería jurídica.

Gracias al programa Empresa en el Día, las Sociedades Anónimas, Sociedades de Responsabilidad Limitada y las Empresas Unipersonales pueden constituir una empresa en un sólo trámite, ahorrando así tiempo y dinero.

Más información aquí